Cómo organizar una mudanza a otro país – La única guía que jamás necesitarás

Cómo hacer una mudanza y no morir en el intento

¿Estás pensando en mudarte a otro país y las dudas te asaltan? ¿Cómo organizar la mudanza? ¿Qué empresa de logística contratar? ¿Cómo empaqueto todos mis cacharros? Son las preguntas más recurrentes cuando estamos pensando en hacer una mudanza internacional para emigrar a otro país. Hay muchas cosas por hacer, la lista parece interminable y los días pasan. Por eso hemos querido escribir esta extensa y concienzuda guia. En ella te explicaremos todo paso a paso, sin obviar ningún detalle. No solo cubrimos las preguntas más esenciales, sino que también te ayudamos en la preparación y en comenzar tu nueva vida en tu próxima ciudad. Esta guía se divide básicamente en tres partes que harán que tu mudanza sea lo más placentera posible: antes de la mudanza, empacando todo y después de la mudanza. Pero si lo que buscas es más bien una mudanza barata pequeña, a lo mejor te conviene solo enviar unas cuantas cajas como servicio estándar. En ese caso, utiliza el siguiente motor de envíos:

 

Escriba para buscar
Escriba para buscar

Razones para mudarse a otro país

¿Cuáles son las razones para mudarse a otro país? Bastantes, la verdad, aunque depende de la situación personal. ¿Y si no me acostumbro? ¿Y si la vida allí es muy diferente? ¿Y si echo de menos los potajes de la abuela? Puede que te llegues a cuestionar tu decisión y te quieras echar para atrás. Irte a vivir a otro país, dejando toda una vida atrás no es fácil. Y hacer una mudanza internacional sin morir en el intento tampoco lo es. Por eso quizás a veces se busquen razones que le den peso a la decisión. En nuestra experiencia, después de haber organizado muchas mudanzas tanto a nivel nacional como internacional, estas son las razones que más a menudo hemos encontrado:

  • Motivos laborales: no le veías mucho futuro a España y decidiste buscar una alternativa en el extranjero. No serías el primero, desde el 2009, la población de españoles viviendo en el extranjero ha aumentado en más de un 50%. ¿Os suena de algo Alemania?
  • Estudios: has decidido estudiar un master fuera de España o quieres pasar un año de Erasmus en otro país. A veces el país que se elige para cursar unos años de estudio nos termina atrapando y nos quedamos allí para siempre o por muchos años.
  • Nómadas digitales: Internet ha dado lugar a esta figura. Se trata de personas que son sus propios jefes y lo único que necesitan para trabajar es su ordenador y conexión a Internet. Por supuesto, unas ganas grandes de conocer el mundo. Si eres uno de ellos, tendrás que mudarte cada vez que decidas cambiar de país o ciudad.
  • Millennials después de la universidad: la denominada generación millennial, son más propensos a explorar otros territorios que sus antecesores. Muchos deciden ir a trabajar a otro país europeo después de terminar la universidad. Sus motivos son más bien los de conocer otros lugares y experimentar nuevas experiencias.
  • Amor: Sí, los motivos del corazón también tienen cabida en las mudanzas internacionales. A veces es porque el amor de tu vida vive a 5.000 kilómetros de distancia y otras porque tu pareja ha encontrado un trabajo mejor en otro país. Sea como fuere, el amor también es uno de los motivos que nos impulsan a cambiar de aires.
  • Año sabático: Es cierto, organizar una mudanza a otro país para pasar un año sabático no es lo más común, pero algunas personas quieren tomarse un año relajado. Y, a ser posible, lejos de lo que conocen y cargar las pilas en tierras lejanas. Está claro que no es una opción para todos los mortales (por eso de pagar las facturas y el alquiler), pero es también una de las razones para mudarse a otro país.

 

1. Antes de la mudanza

 

“La vida es como montar en bicicleta. Para mantener el equilibrio, tienes que seguir moviéndote” —Albert Einstein.

 

1.1 Deshazte de lo que ya no necesitas:

Antes de ponerte a empacar tus cosas, deshazte de todo aquello que ya no necesites. Cuando abras el ropero te encontrarás con ropa que probablemente llevas años sin usar. ¿Realmente la necesitas? No esperes al momento de embalar para darte cuenta de que tienes mucho más de lo que necesitas. La frase “¡¿Pero de dónde salió todo esto?!” Es bastante común cuando nos ponemos a meter las cosas en cajas de cartón.

Asegúrate de que todos tus aparatos electrónicos funcionan. Si no, ¿para qué los vas embalar? En una mudanza a otro país, las cosas se acumulan, así que más vale no llevar consigo lo que ya no funciona. ¿Pero cómo me deshago de todo lo que ya no necesito?

A) Apps de compra-venta:

Por suerte, vivimos en la era de Internet y tenemos muchas soluciones para quitarnos de encima lo que no vamos a llevar y de paso sacarnos algo de dinero extra. Existen varias: desde la más conocida Wallapop, hasta la siempre fiel Milanuncios. Otras alternativas son LetGo, Vibbo o eBay. Elige la que más te convenga y empieza a desacumular trastos.

B) Organiza una “venta de garaje”

¿Al estilo película americano de los 90? No, más sencillo. Ponle una etiqueta de precio a tus cosas que no vas a llevar contigo e invita a amigos y conocidos a que se den una vuelta por tu casa. Puedes organizar un evento abierto en Facabook e invitar a tus conocidos.

C) Facebook Marketplace y los grupos de compra-venta:

Zuckerberg cada vez nos lo pone más fácil. Sabe que, de todos modos, pasamos mucho tiempo en su red social. Así que, ¿por qué no poner la opción directa de un marketplace? Allí también puedes poner tus anuncios de las cosas que no van a llegar a tu nuevo destino. Alternativamente, también puedes crear posts en los grupos de compra-venta de tu ciudad.

 

1.2. Consejos para vender tus cosas:

  • Haz una lista de todo lo que estás vendiendo. Anota todos y cada uno de los artículos que vayas vendiendo. Esto te servirá para llevar un inventario de las que cosas que ya no posees. Así no te confundes y crees que te has olvidado algo dentro de algún cajón o armario.
  • ¿No sabes qué precios poner? Haz una rápida busca en Internet para ver los precios de artículos de segunda mano similares. Mira los precios de artículos parecidos que están en venta en el marketplace de Facebook y hazte una idea.
  • Toma buenas fotos: muchas veces el secreto de lograr vender un artículo o no, está en las fotos. Trata de poner un fondo neutro, que la luz sea la adecuada y que la cámara tenga buena resolución. Pídele ayuda a tu amigo aficionado a la fotografía (porque todos tenemos uno hoy en día) si lo ves necesario.
  • Descripciones de los productos: trata de describir tu artículo lo máximo posible. Las medidas, peso, detalles, etc. Estas son las preguntas más repetitivas, así que es mejor tenerlas claras en la descripción para evitar que pierdas el tiempo.

 

1.3. Prepara las cosas imprescindibles:

Ten preparadas las cosas imprescindibles para el día de la mudanza. Esto quieres hacerlo antes de ponerte a embalar paquetes. Porque una vez que estés en pleno empaque, no quieres acordarte de lo imprescindible. O no quieres o no puedes. Mejor tener todo preparado para el día que te mudas, así no se te olvida nada, tienes lo esencial a mano y, cuando la fecha se acerca, puedes poner a organizar la mudanza con mucha más paz mental.

  1. Documentos: Prepara la documentación necesaria. ¿Te mudas a un país que no pertenece a la Unión Europea? Mejor que eches un vistazo a los requisitos necesarios. ¿Tienes que preparar una visa? ¿La fecha de vencimiento del pasaporte y el DNI no está próxima? Recuerda que estos documentos en España son expedidos por la policía nacional. De modo que, cuando los tengas que renovar tienes que volver al territorio español.
  2. Títulos: ¿Te mudas por motivos laborales? En algunos países es necesario compulsar los títulos o, en su defecto, traducirlos. Asegúrate de mirar esto bien para que no te pille el toro. Este tipo de gestiones pueden tardar. Mira bien las fechas, calcula con anticipación los tiempos y ten todo preparado antes de empezar a empaquetar.
  3. Vacía la cartera: Lo más probable es que tengas una sobrepoblación de tarjetas en la cartera. ¿Cuáles te servirán de verdad? las tarjetas del supermercado, de la biblioteca o de tu amigo argentino psicólogo seguro que no. Si piensas volver, empácalas y guárdalas en un lugar seguro. Que no ocupen lugar innecesario en la cartera. Si tienes un carnet de estudiante, esto sí es algo que te puede servir en un país europeo. Muchas veces te sirve para que puedas pillar descuentos en varios sitios.
  4. Otros documentos: Revisa el contrato de alquiler ¿Hay que olvidarse de la fianza? Habla con tu casera de forma anticipada. Asegúrate de tener los recibos por servicios al día. Si tienes un libro de familia, no te olvides de mirarlo también.
  5. Cancela cuentas y domiciliaciones bancarias: si tu cuenta bancaria no te va a servir en tu país de destino, cancélala. Asegúrate, sobre todo de las comisiones que tu banco pueda cobrarte cuando retiras dinero en el extranjero. Revisa también las domiciliaciones bancarias que puedas tener: la suscripción a tu revista preferida, la mensualidad del gimnasio, el pago anual de tu página web, etc. Fíjate bien y cancela todas ellas o las que no vas a seguir utilizando.
  6. Comunicación: ¿tu móvil está liberado? Asegúrate que puedas utilizarlo con cualquier SIM o compañía, porque probablemente cambiar a una empresa local será una de las primeras cosas que vas a hacer.
  7. Ropa: separa la ropa que vas a utilizar el día de la mudanza. Piénsalo: tienes que empaquetar todo, pero también tienes que llevar puesto algo limpio ese día. Lo más probable es que sea un largo día y quieres estar lo más fresco y presentable.

Coge todas las facturas que puedas de tus artículos. Especialmente si tienes algo de mucho valor, asegúrate de tener la factura contigo. En el improbable caso de que algo pase con algunas de tus cajas, la factura de compra te servirá ante un reclamo a la empresa de mensajería. Nosotros podemos asesorarte y ayudarte en todo momento. También en las situaciones difíciles echamos una mano.


¿Te mudas a un país que no utiliza el euro?

Investiga con tiempo el tipo de cambio de la moneda de tu país de destino. Haz número para ver cuánto vas a necesitar en tus primeros días.

Si piensas cambiar el dinero en el país de destino, lo más recomendable es que no lo hagas en la calle. En grandes ciudades como Praga, Budapest, Varsovia, etc., ha habido casos de engaño. Aprovechándose del desconocimiento de la moneda local, hay quienes ofrecen billetes de mucho menos valor como el lek albanés, o billetes que ya no están en circulación. El resultado en el mejor de los casos, es terminar con un motón de billetes cuyo valor no es ni la décima parte de lo que pagaste.


1.4. ¡Organiza una fiesta!:

Estabas pensando en hacerlo de todos modos, ¿no? Pero no la hagas en el último o penúltimo día antes de irte. Eso sería un error. Organiza la fiesta de despedida por lo menos unos 10-15 días antes de mudarte a otro país. ¿Por qué? Varias razones: primero, la resaca de la mañana siguiente hay que pasarla. Y, si al día siguiente te vas, más vale tener la cabeza sin bien amueblada. Lo último que quieres son distracciones y que se te olvide algo por el camino.

En segundo lugar, puedes aprovechar la fiesta para ponerle precio a las cosas que todavía no has logrado vender. Invita a tus amigos y diles que traigan a los suyos. Unos cuantos aperitivos y patatillas para recibirlos harán el resto.

 

 

2. Haciendo las maletas

 

“Nuestras maletas maltrechas estaban apiladas en la acera nuevamente; teníamos mucho por recorrer. Pero no importaba, el camino es la vida” Jack Kerouac.

 

Ahora que has vendido o regalado los cacharros que no necesitabas, llega la hora de empacar. ¿Y ahora, cómo organizo la mudanza? No te preocupes, a continuación, te guiaremos paso a paso. Desde los materiales que necesitas para empacar correctamente tus pertenencias, hasta cómo hacer una reserva con una empresa de mudanza internacional. Sigue estos consejos para una mudanza exitosa y sin complicaciones innecesarias.


¡Haga su reserva ya!


2.1. Seleccionando una agencia de transporte

Antes de poner tu mente en un mundo de cajas de cartón y cinta adhesiva, hay que tener esta parte solucionada. A la hora de poner tus posesiones en manos de una empresa de mudanza internacional son varias las dudas que te asaltan. ¿En cuál de ellas confiar? ¿Cuánto cuesta una mudanza internacional? ¿Mis pertenencias están aseguradas? ¿Cómo hacer la mudanza sin morir en el intento? Y la lista continúa. No es fácil y, muchas veces, este paso se convierte en un quebradero de cabeza. Sin ir más lejos, algo similar le pasó a nuestro CEO. Cuando quería volver a su país de origen, después de estudiar en el extranjero, pidió presupuestos a las grandes empresas de logística para poder trasladar sus pertenencias. Lo que recibió lo dejó incluso con más dudas. Le enviaron varias hojas de cálculo con números extraños y ningún presupuesto exacto. Él mismo tenía que hacer las cuentas, tirando de complicadas matemáticas, para poder saber cuánto le cobrarían. Su búsqueda de una mudanza internacional económica, simple y rápida no obtuvo sus frutos. Y fue justo entonces cuando la idea de Eurosender nació.

Ya no tendrás que hacer tú mismo las cuentas (y rezar porque las hayas hecho bien), esperar unos días por una respuesta y complicarte la vida pensando en la seguridad. La plataforma de Eurosender nació con la idea de simplificar todo el proceso. Así, todo aquel que necesite de servicios de mudanzas al extranjero, puede hacerlo en unos cuantos clics. El presupuesto de una mudanza internacional nunca fue tan sencillo de obtener.

Aparte de simplificar el proceso, los precios bajan hasta un 70% comparado con una reserva directa con las empresas de logística. ¿Cómo logramos esto? Por dos motivos: el primero es que, gracias a nuestro gran volumen de envíos diarios, podemos negociar los precios con las agencias de transporte más reputadas a nivel internacional. Y segundo, porque hemos desarrollado un potente comparador de envíos que, de manera automática, selecciona la mejor oferta para cualquier ruta elegida.

De modo que, no es necesario que pases interminables horas buscando la mejor oferta. Nosotros lo hacemos por ti. Puedes optar por rellenar el formulario de una oferta individual, para una mudanza internacional de puerta a puerta. Si, por el contrario, es una mudanza pequeña y sólo necesitas enviar unas cuantas cajas de cartón, puedes optar por el servicio estándar. Todas nuestras herramientas están hechas para ayudarte lo máximo posible. Así te olvidas de las complicaciones logísticas (¡déjalas en nuestras manos!) y te puedes concentrar en empaquetar tus bienes de forma correcta, y aprovechar los últimos días para despedirte de amigos y familiares sin inquietudes extras. Si de todos modos no sabes qué servicio elegir, necesitas más ayuda con el empaquetado o simplemente quieres aclarar una duda, ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte con todo lo que sea necesario. Nuestro equipo de atención al cliente habla español y otros 14 idiomas.

 

Contáctenos

 

2.2.1. Nuestros socios logísticos:

Para que sepas qué empresas de transporte son nuestros socios logísticos y compruebes que tus pertenencias están en buenas manos, aquí tienes la lista de las agencias de logísticas con las que colaboramos:

  • SEUR: esta empresa de mensajería forma parte del grupo DPD y se trata de una de las mayores empresas de transporte urgente en España. Tienen una cuota de mercado del 22% en nuestro país y un ratio de satisfacción del 90%.
  • DHL: con sus oficinas centrales en Bonn, Alemania, DHL es la empresa de paquetería y mensajería más grande del mundo. Presente en el mundo de la logística desde 1969, actualmente está presente en más de 170 países en todo el mundo.
  • DSV: su nombre es un acrónimo de “De Sammensluttede Vognmænd” y cuenta con sus oficinas centrales en Dinamarca. Operan en más de 80 países y ofrecen un gran abanico de soluciones logísticas.
  • Chronopost: de origen francés y fundada en 1985, esta agencia de transporte al igual que SEUR, también forma parte del grupo DPD. Catalogada como la empresa de mensajería express de referencia en Francia, Chronopost opera en España bajo su logo y marca.
  • DB Schenker: con sus oficinas centrales en Frakfurt, Alemania, DB Schenker es una agencia de transporte que cuenta con 430 terminales para el transporte terrestre europeo. Además está presente en un total de 140 países y cuenta con más de 145 años de experiencia a sus espaldas.
  • GLS: General Logistics Systems, o GLS para los amigos, es una empresa de paquetería holandesa fundada a finales de 1999. Su expansión a nivel internacional ha sido meteórica, en pocos años han logrado posicionarse en 41 países europeos y 7 estados de Estados Unidos.
  • DPD: el Grupo DPD abarca cuatro marcas comerciales de la francesa GeoPost, que son SEUR, DPD, Chronopost e Interlink Express. Se trata de una de las redes de logística más grandes del mundo. DPD mayormente opera en Europa con presencia en un total de 22 países.
  • ACS: fundada en 1981, es una agencia de transporte que opera en el mercado griego. Es la empresa líder del sector logístico en el país heleno y su objetivo principal es proporcionar servicios de calidad a precios competitivos.
  • Gebrüder Weiss: empresa de envíos especialista en servicios de transporte de carga por tierra, aire o mar. Cuenta con más de 150 ubicaciones en todo el mundo.
  • POST Luxembourg: empresa de envíos y telecomunicaciones con sede en Luxemburgo y propiedad del gobierno local. Sus servicios incluyen entrega de paquetes y servicios de correo en general.


Reservando un servicio de transporte internacional, a través de Eurosender, obtendrá varios beneficios. Al ya mencionado del ahorro económico, sus envíos siempre tendrán una empresa de mensajería de reserva. Es decir, si por algún motivo, la agencia de transporte seleccionada no puede llevar a cabo la mudanza, estamos en disposición de reaccionar de forma rápida y efectiva con una alternativa.

2.2. Embalaje:

Ten en cuenta esta lista de materiales de embalaje, para proteger tus pertenencias de la mejor forma posible. Aquí encontrarás toda la información necesaria. Sin embargo, si sientes la necesidad particular de saber más sobre en embalaje de un artículo en particular, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestras guías especiales. En ellas podrás encontrar, paso a paso, cómo empacar bicicletas, obras de arte, pianos y muchas cosas más.

Antes de empezar con la danza de las cajas: “empaca” también a los niños. Cuando se están empacando las cosas de toda una vida, a veces nos invaden los nervios. Es mejor que los niños no estén cerca cuando ello suceda. Si tienes niños pequeños, es preferible que los dejes con sus abuelos, tíos o amigos cercanos en las horas que le dediques a empaquetar tus pertenencias.

 

Antes de comprar los materiales de embalaje, haz un inventario de tus muebles y objetos personales. Que sea rápido, simplemente para calcular qué tipo de materiales y cuánto vas a necesitar. Es un sketch general que luego te servirá también para llevar una cuenta de todo que tienes. Por ejemplo, si en la cocina tienes dos docenas de platos, una de vasos y una treintena de cubiertos, pues calcula unas 4-5 cajas de cartón más bien medianas. Una vez que entiendas la cantidad de materiales que necesitas, es hora de conseguirlos.

  1. Trapos o paños: los vas a necesitar para limpiar los objetos que vayas empacando. Cuando llegues a tu nuevo país, vas a querer que todo esté limpio y listo para desempacar y poner en su sitio correspondiente.
  2. Bolsas de plástico: necesarias para guardar los objetos más pequeños. Al principio parece que no son necesarias, pero conforme vayas empaquetando, verás que las necesitas.
  3. Cajas de cartón: Búscalas de todos los tamaños, grandes, medianas y pequeñas. Si según tus cálculos para toda tu mudanza necesitarás unas 20 cajas de cartón, pilla 25. Más vale que sobren a que falten. Asegúrate de que sean fuertes y resistentes. Tienen que resistir la mudanza entera.
  4. Láminas de espuma: te servirán para la amortiguación interna de las cajas de cartón. Cuando empaques objetos un poco pesados, necesitarás reforzar las cajas lo máximo posible para que no se rompan en el traslado.
  5. Plástico de burbujas: te servirán para envolver tus pertenencias más frágiles. Amortiguan bien los baches del transporte y te dejarán más tranquilo. Puedes comprarlo en cualquier papelería o ferretería.
  6. Perlitas de poliestireno: son especialmente útiles para la amortiguación interna de las cajas de cartón. Cuando deposites dentro de las cajas tus artículos, muchas veces te quedarán espacios vacíos. Las perlitas de poliestireno son geniales para asegurar un paquete consistente.
  7. Cinta adhesiva y film de embalaje: para sellar las cajas de cartón y asegurar que estén lo más compactas posibles. Lo último que quieres es que se rompan en el traslado o terminen por desfundarse. Estos dos materiales te ayudarán a tener tus cajas macizas.


Herramientas y productos de limpieza: asegúrate de que estén guardados a manos. Ponlas en cajas de cartón a la vista. Será lo primero que desempaques cuando llegues a tu nueva casa. Este paso te ahorrará tiempo y esfuerzo. Una vez que llegues a tu destino agradecerás tener estos objetos al alcance de tu mano.

2.3. Embalando todo:

Ahora que ya tienes todos los materiales necesarios, es hora de meter todo en las cajas. Para una mayor organización, planea el empaque habitación por habitación.

Aparte de los materiales de empaquetado, coge tu lista preliminar, unos cuantos folios más, un bolígrafo y empieza por la habitación que menos vas a necesitar.

  1. Empieza por limpiar los objetos que vayas empacando. Este era el propósito de los trapos y paños. Por ejemplo, si empiezas por la cocina, pásales el trapo a los platos, vasos y cubiertos, antes que nada.
  2. Utiliza el plástico de burbujas, las láminas de espuma y las bolsas de plástico en los objetos a empacar que sean necesarios.
  3. Cuando vayas metiendo todo en las cajas de cartón, ponles nombre a todas y cada una de ellas. Por ejemplo, si has empezado por la cocina, coge un par de folios y anota lo que pongas en las cajas en ambos. Así, si en total necesitas 3 cajas de cartón para empaquetar todas tus cosas de la cocina, escribe: “Cocina 1/3: una docena de platos; Cocina 2/3: dos docenas de vasos; Cocina 3/3: ocho cucharas, ocho tenedores, ocho cuchillos, rallador y tabla de cortar”. Y así con el resto de habitaciones. Esto te permitirá saber dónde está qué cosa, desempacar fácilmente y encontrar un objeto concreto sin perder el tiempo. ¿Y por qué escribirlo dos veces en dos folios diferentes? Un folio va pegado a la caja que le corresponde, y el otro es para ti.
  4. Asegurando todo con cinta adhesiva y film de embalaje. Utiliza lo que sea necesario de estos dos materiales. No querrás que tus cajas se desfonden con facilidad o no tengan consistencia. Ambas cosas te servirán también para pegar los folios con sus nombres y lista de objetos a sus respectivas cajas.

Planea los días que te llevará empaquetar todo con antelación. Es mejor que te sobren días a que te falten. Calcula con antelación cuánto te va a llevar empaquetar habitación por habitación. Porque es probable que para empaquetar el salón tardes más que para empaquetar el cuarto de baño. Recuerda que organizar una mudanza a otro país requiere de paciencia y estructura. Y quieres tener todo listo para el día en que la empresa de logística llame a tu puerta. Así que mejor mirar el tema del tiempo con detenimiento y mejor que sobren a que falten días.

No es fácil desprenderte de todo lo que alguna vez fue tuyo. Por eso, ten en cuenta tener un hueco para esos objetos especiales que, simplemente, no puedes dejar atrás. Hay muchas cosas que vas a tener que almacenar sólo en los recuerdos (¡imposible llevarse todo!), pero siempre considera dejar un espacio para ese algo especial. Algunas cosas, aunque no sean esenciales, tienen un gran valor sentimental. Y, al final, verás que terminas empacándolas.

¿Qué hay de mis objetos frágiles?

Trata de poner el menor número de objetos frágiles posible. Mientras que algunas cosas son inevitables, otras pueden ir contigo en tu equipaje o bolso de mano. Por ejemplo, tu laptop personal. Especialmente si eres un autónomo o necesitas de tu ordenador para trabajar de forma diaria. Es mejor que no arriesgues. Es como cuando vas de vacaciones, ¿pondrías tu Mac en la maleta grande? No, ¿verdad? Lo más probable es que la lleves contigo en tu equipaje de mano. Lo mismo en este caso.

Para objetos delicados que inevitablemente tienes que empacar en tu mudanza a otro país, toma medidas extra. Embala todo correctamente. Usa bolitas de poliuretano, papel arrugado, cinta adhesiva y film de embalaje. Si es posible pon pegatinas de “Frágil” en la caja. Nuestro equipo ha preparado una guía especial para embalar y enviar objetos de naturaleza delicada. Échale un vistazo aquí para que te podamos guiar paso a paso.

 

¡Haga su reserva ya!

 

3: Después de la mudanza

 

“Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas” Henry Miller.

 

3.1. Desempacando:

Llegaste a tu destino. Tu nunca ciudad, tu nuevo país ya están delante de tus ojos. Y las historias que crearás en sus callejuelas están a la vuelta de la esquina. Empiezas de cero en otra ciudad y una nueva vida comienza. Pero, antes que nada, toca desempacar. Y ahora es cuando toda la organización que hiciste al principio, tiene sentido.

Primero, busca las cajas donde guardaste los productos y las herramientas de limpieza. Recuerda que, al principio, recomendamos dejarlas a mano y en un lugar visible. Porque en este paso es cuando te darás cuenta de que es lo primero que necesitas. Probablemente tu nuevo hogar no sea una leonera, pero seguro que quieres pasar la escoba y dejar todo como a ti te gusta.

Después de la limpieza, coge los folios donde tienes anotados el nombre y número de cajas y ve poniendo una a una en el lugar al que corresponden. Así, las cajas de cartón que tienen el nombre de “Cocina 1/3, Cocina 1/2, Cocina 1/3”, ponlas en el cuarto de tu nueva casa que correspondan. Lo mismo con el resto de habitaciones. Una vez que hayas terminado con esto, empieza a desempacar caja por caja. Mientras vas sacando los objetos, compruébalos con tus escritos. Lo último que quieres es enterarte que se te olvidó algo, dos o tres semanas después. Mirando todo en el momento te aseguras de que todo esté en orden.

 

3.2. ¿Y aquí dónde se sale?

Goyo Jimenez en su mítico monólogo “Los americanos” dijo que, si el primer hombre en llegar a la luna hubiese sido español, sus primeras palabras habrían sido muy diferentes a las de Neil Amstrong. Así, en lugar de “Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”, hubiésemos escuchado “¿Y aquí dónde se sale?”. Somo así.

Lograste hacer la mudanza sin morir en el intento. Y ahora estás en una nueva ciudad, en un nuevo país. Empiezas una nueva vida. Y, como hiciste en casa, quieres rodearte del tipo de gente que te entiende. Y quieres tener ya tus cafés o bares favoritos. ¿Cómo conocer gente en un país nuevo? Muchos creen que este es el aspecto más difícil de empezar de cero una nueva vida. Emigrar a otro país para empezar una vida nueva no es fácil, es cierto. Por suerte, internet nos lo pone más fácil. Puedes encontrar desde redes sociales para expatriados, como Internations, hasta grupos de Facebook del mismo tipo. Si estás en la comunidad, también puedes probar los eventos que se organizan a través de CouchSurfing. Estos pequeños consejos te ayudarán a empezar de cero en otra ciudad.

  • Internations: es quizás la red social para expatriados más grande del mundo. A menudo organizan eventos gratuitos donde gente como tú se reúne para empezar su círculo de amigos o para agrandarlo. Existen parecidas como Meetup, que es exclusiva para organizar eventos de todo tipo. Puedes buscar por los temas que más te interesan y asistir de forma gratuita a muchos de ellos.
  • Grupos de Facebook: si puedes, échales un vistazo unas semanas antes de empezar a hacer las maletas. Mejor que empezar en plena mudanza. Busca los grupos por palabras clave como “expats in (la ciudad o país al que vas)”. Por ejemplo, si te mudas a Praga, “expats in Prague”. O si tienes el inglés un poco oxidado prueba con “españoles en Praga”. Si te das una vuelta por eso grupos antes de aterrizar puede que ya tengas “conocidos”, antes de aterrizar en tu destino.
  • Couchsurfing: se trata de una red social especial para viajeros. Está hecha principalmente para que puedas encontrar alojamiento gratuito en todo el mundo, si vas de mochileo por unos cuantos días. Pero, con el tiempo ha ido evolucionando y ahora cuenta con varias características. Una de ellas, son los eventos que se organizan en su plataforma. Puedes encontrar desde barbacoas en la playa hasta encuentros semanales. Viajeros, extranjeros viviendo en el país y gente local se reúnen para conocerse y ampliar su red de conocidos.

Todo esto te ayudará a empezar de cero en tu nuevo país. Sin duda, al empezar a salir y conocer gente de todo el mundo comenzarás a ver los rincones de tu nueva ciudad y pronto podrás elegir tus lugares favoritos. En los grupos de Facebook, prueba varias combinaciones de palabras clave. Si estás interesado en una actividad en particular, busca los grupos que ya estén creados. Todo ayuda. El tema está en que pronto te encuentres cómodo en tu nueva casa.

3.3. Finanzas:

Si tuviste que cerrar tu cuenta bancaria en tu país de origen (o si las comisiones son prohibitivas), lo más probable es que necesites abrir una nueva en tu país de destino. Es una de las cosas que es casi siempre inevitable cuando hacemos una mudanza internacional. Pero ahora es cuando vienen las preguntas: ¿En qué banco confiar? ¿Cuál de ellos tiene mejores condiciones? ¿Cuáles son los requisitos para abrir una cuenta bancaria en el extranjero? Una forma rápida de averiguar qué es lo que más te conviene es, de nuevo, recurrir a los grupos de Facebook. Busca el grupo de expatriado en tu nueva ciudad o país (“expats in -nombre de la cuidad o país-“). Luego, dentro del grupo, busca por las palabras clave “bank”, “bank account”, etc. Seguro que anteriormente alguien más ya ha preguntado por recomendaciones. Si es así, encontrarás bastantes respuestas. Analiza y compara las diferentes recomendaciones. Qué banco es el más aconsejan aquellos que ya llevan un tiempo viviendo en ese país. Si no encuentras nada con tu búsqueda, haz tú mismo la pregunta y toma una decisión a partir de las respuestas que irán surgiendo.

 

3.3.1. Alternativas:

Hoy en día, gracias a Internet, existen varias alternativas al sistema de bancos tradicionales. El boom de los llamados “nómadas digitales”, así como la gran facilidad de viajar de un país a otro que a supuesto la Unión Europea, ha dado pie a que nazcan este tipo de entidades. Te invitamos a que hagas una búsqueda por tu propia cuenta, que siempre compares bien todas sus características y que leas todas sus preguntas frecuentas. Lo más importante es que no te quedes con ninguna duda antes de abrir una cuenta. Estos bancos digitales, pueden ser controlados desde una app y te garantizan una cuenta de IBAN propia y una tarjeta de débito. Vamos, como tener un banco en tu bolsillo. Muchos expatriados y viajeros las utilizan y, debido a su comodidad, su demanda va en aumento. Si bien cada vez aparecen más, estas son las más populares:

  • N26: de origen alemán y sin comisiones ni de apertura ni de mantenimiento. El envío de la tarjeta también es gratuito. Ofrecen algunas retiradas gratuitas de cajeros por mes y se puede usar en el extranjero. Puedes ampliar información en su página web oficial.
  • Revolut: una de las pioneras y que más crecimiento está experimentando. Te cobran una pequeña cuota para enviarte la tarjeta a tu casa. Una de las características que hizo muy atractiva a esta app en el principio, es la capacidad de abrir cuentas bancarias en varias monedas.
  • TransferWise Borderless (TransferWise sin fronteras): la más nueva de todas, pero que viene con el aval de pertenecer a TransferWise. La famosa empresa de envío de dinero, ha visto la oportunidad de mercado y ha lanzado su propia tarjeta con IBAN. Puedes recibir y enviar dinero como una persona local y en la moneda del país. Este producto de TransferWise es uno de los más recientes de su tipo, pero viene pisando fuerte.

Si bien estas tres empresas son las más conocidas, existen muchas otras y nunca se sabe cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades. Echa un vistazo a sus distintas páginas web, compara sus opciones, analiza y busca opiniones, y luego decide. Si eres un adicto a las mudanzas internacionales, seguro que una de estas apps será de gran ayuda. Dicho esto, nos vemos en la obligación de aclarar que son solo recomendaciones. En ningún caso nos hacemos responsables de las posibles consecuencias derivadas de las políticas de dichas empresas. Y tampoco tenemos nada que ver con ellas.

 

3.4. Celebra en tu nueva casa:

Ahora que ya has logrado hacer unos cuantos conocidos (y puede que alguno que otro amigo para toda la vida), es momento de celebrar. Así como la fiesta de despedida la hiciste unas semanas antes empezar a empacar, esta sería un par de semanas después de haber llegado. Cuando ya tengas todos los cacharros en su sitio, las cajas de cartón apiladas y tu nueva casa presentable, es hora de celebrar tu nueva vida. Te lo mereces. Date el gusto porque has logrado dar el paso. No todos lo hacen y tú estás ahí empezando una nueva vida de cero. Y así como tu fiesta de despedida en tu antiguo hogar te sirvió para vender algunas de las cosas que ya no necesitabas, esta housewarming party te servirá para seguir haciendo contactos.

Si ya has asistido a unos cuantos eventos organizados para expatriados y has logrado establecer conocidos, invítalos. Y recuerda: amigos de amigos también son bienvenidos. Te servirá para seguir creando lazos y conociendo gente que ya vive en ese lugar. Es importante ir conociendo personas y haciendo contactos porque nunca sabes quién te puede ayudar en una situación en la que necesites de una mano. Pero, sobre todo, disfruta. Llegaste, hiciste una mudanza internacional y no moriste en el intento. Ahora, coraje y, como los de Alicante, siempre pa’lante.

 

Esta guía ha sido escrita de forma concienzuda para que tu mudanza a otro país sea lo más relajada, organizada, eficaz y barata posible. Esperamos haber logrado nuestro objetivo. Pero si crees que hay alguna forma de mejorarla, o simplemente quieres aclarar una pregunta que te surja, por favor, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos más que encantados de poder ayudarte.

Contáctenos